ESTA A PUNTO DE CERRAR SU EMPRESA POR LA CRISIS, CONTACTENOS UNO DE NUESTROS ABOGADOS LE AYUDARA A CONSEGUIR UN PRESTAMO
Click Here
PUDO REABRIR SU EMPRESA PERO LOS CLIENTES NO LLEGAN DE NUEVO. NECESITA UN PRESTAMO PARA REACTIVAR SU EMPRESA
CONTACTENOS
VUELVA A ESTAR FELIZ CON SOLO UNA LLAMADA, UNO DE NUESTROS ABOGADOS LE AYUDARA A SALIR DE LA CRISIS
CONTACTENOS
Previous
Next

Quienes Somos?

Somos un grupo de abogados profesionales, especialistas en temas económicos y financieros, por lo tanto estamos involucrados en prestar ayuda, tanto a autónomos y empresarios como a personas físicas. Nuestro compromiso con todos ellos se centra en la búsqueda de las mejores soluciones a nivel jurídico y financiero. Basándonos en nuestra amplia experiencia y profesionalidad, evaluamos cada situación de forma personalizada, reuniéndonos con nuestros clientes en una primera toma de contacto, donde analizamos la situación personal de cada uno. ¡Llámanos gratis y comienza una nueva vida sin deudas!

¿Conoces las opciones que presenta?

Esta ley nos ofrece dos opciones:

  1. Antes de llegar al concurso de acreedores, se puede conseguir un acuerdo extrajudicial de pagos, con el que poder renegociar. Esta opción ya existía con anterioridad, aunque sólo amparaba a empresarios. Gracias a esta nueva ley, esta opción incluye también a personas físicas y autónomos.
  2. Quedar exento ante las deudas que queden pendientes una vez iniciado el concurso de acreedores y haber respondido con todos sus bienes.

Como Funciona?

En 2015 se aprobó en España la Ley de Segunda Oportunidad, cuyo objetivo es exonerar deudas, aligerar la carga financiera y otras medidas de orden social a personas en graves apuros financieros. Se encuentra regulada por la Ley 25/2015, de 28 de julio, y puedes consultarla en este enlace.

Aún a día de hoy muchas familias y autónomos desconocen que gracias a esta Ley podrían entrar en un proceso concursal equivalente a las bancarrotas de las empresas

El nombre de esta normativa, Ley de Segunda Oportunidad, no es aleatorio. Con él se pretende dar a entender que cualquier particular o pequeño empresario puede volver a empezar desde cero si su situación financiera es insostenible.

La Ley permite renegociar la forma en que se devolverán las deudas para que la persona afectada pueda hacer frente a sus gastos de vivir. En el caso de que no se llegue a un acuerdo, un juez podría cancelarla o exonerar de la misma al deudor. Si este es un particular se resolverá en los juzgados de Primera Instancia, mientras que si es un empresario se hará por la vía mercantil.

¿QUÉ DEUDAS SE PUEDEN CANCELAR?

Esta Ley permite cancelar la deuda que queda pendiente tras una subasta y tras la ejecución de un inmueble. Las que no se pueden cancelar son las deudas contraídas con la Seguridad Social o con la Agencia Tributaria.

Por ejemplo, en el caso de una hipoteca, si la deuda es de 150.000 euros y el banco ejecuta el inmueble y lo subasta por 100.000, la Ley de Segunda Oportunidad podría cancelar los 50.000 euros de deuda que le quedan al deudor.

QUÉ REQUISITOS DEBE CUMPLIR UNA PERSONA PARA BENEFICIARSE DE LA LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD?

1º. Acreditar que no puede hacer frente a sus deudas.

Hay que demostrar que se ha liquidado todo el patrimonio en el concurso y que se ha pagado todo lo posible a los deudores. En otras palabras, el solicitante no puede tener ni dinero ni activos para afrontar sus deudas.

2º. Demostrar que ha existido buena fe.

Este punto es bastante polémico porque puede dar lugar a dobles interpretaciones. Se considerará que el deudor ha obrado de buena fe si:

  • Ha negociado e intentado lograr un acuerdo con los acreedores de la deuda antes de iniciar el concurso.
  • No ha provocado de forma voluntaria su situación de insolvencia para acogerse a esta Ley. Es decir, si no ha sido declarado culpable en el concurso.
  • No se ha acogido a esta misma Ley en los diez años anteriores.
  • No ha cometido delitos de tipo económico de ningún tipo.
  • No ha rechazado un trabajo “adecuado a su capacidad”.

La conclusión es que el particular o autónomo que cumpla estas premisas y quiera acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad debería primero intentar alcanzar un acuerdo extrajudicial con el acreedor.

Solo si la vía de la negociación falla debe recurrir a esta medida tan drástica. Eso sí, ha de tener claro que el proceso es lento y puede llegar a ser costoso, ya que será necesario contratar un abogado.

Contactenos

reciba la asesoría de uno de nuestros abogados hoy mismo

7517 Comstock Ln, Darien, IL, 60561

(630) 663-1232, (865) 767-2927

Estamos en todas las PROVINCIAS

Las Palmas
Asturias
Santa Cruz de Tenerife
Zaragoza
Pontevedra
Granada
Tarragona
Córdoba
Gerona
Guipúzcoa
Almería

Toledo
Badajoz
Navarra
Jaén
Cantabria
Castellón
Huelva
Valladolid
Ciudad Real
León
Lérida

Caceres
Albacete
Burgos
Salamanca
Lugo
Álava
La Rioja
Orense
Guadalajara
Huesca

Cuenca
Zamora
Palencia
Ávila
Segovia
Teruel
Soria
Melilla
Ceuta
Madrid